El campeón del mundo de Francia 1998 dejó en el piso al guardameta realizando tres amagues y posteriormente anotó un gol soberbio.




Zinedine Zidane ha demostrado que su talento sigue intacto. En un evento organizado por la marca deportiva Adidas, en donde entrenaban jóvenes figuras del fútbol francés, el campeón del mundo de Francia 1998 dejó en ridículo a un arquero.
Tras recibir un centro, ‘Zizou’ dejó en el piso al guardameta realizando tres amagues y posteriormente anotó un gol. El excrack del Real Madrid se disculpó con el muchacho después de la jugada, pero este más bien pareció agradecido ante tal exhibición de buen fútbol
Categories: