Otros 11 cetáceos fueron rescatados y devueltos con vida al mar


Sidney (EFE). Un total de 21 ballenas piloto murieron y otras 11 fueron rescatadas tras quedar varadas en una playa al sur de Australia, informaron las autoridades medioambientales.
Un barco avistó ayer los cetáceos en la isla de Bruny, cerca de Tasmania, y poco después un equipo de rescate fue enviado para intentar devolverlos con vida al mar.
Desde principios de año, “cientos de ballenas han muerto ahogadas”:Más de 100 ballenas piloto mueren tras quedar varadas en Nueva Zelanda frente a las costas en las gélidas aguas al sur de Australia y Nueva Zelanda, donde estos sucesos son cada vez más habituales.
Los científicos desconocen la razón por la que algunas especies de cetáceos terminan en el litoral, y barajan la posibilidad de que acudan atraídas por los sonares de grandes buques o guiadas por un cabeza de grupo desorientado por enfermedad.
Algunos expertos creen que son animales sociales y si uno de ellos comete un error y se introduce en aguas poco profundas, el resto le sigue.