La actriz de Transformers es imagen de Armani y fue protagonista de una sesión de fotos en blanco y negro


La actriz Megan Fox hizo un derroche de sensualidad, delicadeza y finura en la última sesión fotográfica que realizó para la nueva campaña publicitaria de jeans y ropa interior de Armani, casa de modas italiana que la tiene como figura desde fines del 2010.
Fox lució varios conjuntos de ropa íntima, así como maquillaje oscuro y cabello suelto. En las todas las instantáneas, realizadas en blanco y negro, es evidente la delgadez de la artista, atribuida en un principio a un presunto cuadro de anorexia.
Esto, sin embargo, fue aclarado por su esposo, Brian Austin Green, quien dio cuenta que todo era producto de una exhaustiva rutina de ejercicios dirigida por un prestigioso preparador físico, pues la artista “se alimenta bien”.
Vea aquí el cómo se realizó la sesión fotográfica